El Biogás, para qué usos

Nacimiento de la metanización

En un contexto de lucha contra el efecto invernadero, de desarrollo de las producciones de energía renovable, de valorización de los residuos, la metanización agrícola constituye un sector futuro. Esta técnica, que conoce un desarrollo importante en una serie de países europeos, presenta potencialmente numerosos intereses:

  • producción de biogás, fuente de energía renovable;
  • producción de electricidad descentralizada que puede generar economías de red;
  • lucha contra el efecto invernadero por la valorización de biogás;
  • integración en una lógica de gestión territorial de los residuos orgánicos y de valorización de materia;
  • diversificación de la actividad agricole
  • para los agricultores, la bio metanización permiten diversificar la renta de su explotación;
  • imagen positiva de la empresa frente al exterior.

Recordatorio del principio de biológica metanización

La biológica metanización es un método simple de valorización de materias orgánicas que resultan de su degradación en ausencia de oxígeno y al refugio de la luz por la acción de microorganismos. Esta técnica conduce a la producción de una mezcla gaseosa llamada biogás, compuesto entre 55% y un 70% de metano que puede ser utilizado como combustible y de un digestat utilizado como enmienda agrícola.

¿Qué se puede methanizar para producir “de la energía propia”?

  • Los restos alimenticios de los particulares, cantinas, restaurantes, hoteles…
  • Las deyecciones animales de las ganaderías (estiercoles líquidos, excrementos, abonos,…)
  • Los residuos agrícolas de los cultivos vegetales
  • Los residuos de mataderos, de limpieza de los pescados, cadáveres de animales,…
  • Los productos expirados de los comercios (invendidos actualmente puestos en descarga!)…
  • Los lodos de las estaciones de depuración, contenidos los hoyos, drenajes,  limpiezas
  • Los residuos verdes (jardín, bordes de carretera…)
  • Las algas, jacintos de agua de los canales o desternillan (a rehabilitar!)…
  •  Los aceites alimentarios (chisporroteos)…
  • Los residuos de las transformaciones agroalimentarias (bagazos de cebada de mezcla de las cervezas…)
  • LLos residuos de destilación del sector hacen rejilla azúcar ron…

Aeromotores, energía del futuro

La energía es un elemento esencial en nuestra vida diaria. Nuestras necesidades están en constante aumento a pesar de la reducción inevitable de las reservas en materias primas (petróleo, gas natural, carbones…) y las consecuencias medioambientales de la utilización de estas fuentes de energía tradicionales son temas principales de este siglo.

El aeromotor es un sistema que transforma la fuerza del viento en energía eléctrica que es renovable. Eso permite a un país aumentar su propia producción de energía que permite así una determinada independencia energética.

La explotación de aeromotores no contamina, no producen residuos ni de gas de efecto invernadero, y es también respetuosa del medio ambiente y el clima.

Hoy día, un aeromotor moderno puede abastecer alrededor a de 2.000 hogares franceses en electricidad.

En Francia la potencia total instalada en servicio es de 7.125 MW lo que hace de ella el segundo productor de Europa.

 

 

AES en Medio Oriente y India

En el marco de su extensión internacional, AES vinculó acuerdos de cooperación con sociedades de  Medio Oriente y India: Sociedades de ingeniería y construcción, especializadas en las energías renovables.

Esta cooperación se traduce en la exportación de material y consejo en ingeniería: material para instalaciones fotovoltaicas, desalación de agua de mar y alumbrado.

 

 

AES abrió un nuevo departamento “AGUA”

La necesidad de agua en algunos países es alarmante.

Se encuentra que en la mayoría de estos países, se añade la problemática de la pobreza y la carestía de la energía.

AES comercializa de ahora en adelante, una solución de desalación de agua de mar sólo requiriendo la energía más abundante sobre tierra: la energía solar. Ver la parte AGUA in situ este.